Cubo - Caja permanencia abierta

MI3510

Este material es perfecto para trabajar la coordinación mano a ojo y las habilidades básicas de lógica del concepto de permanencia.

El niño puede sacar la pieza por el agujero de la puerta, pero si le dejamos experimentar y probar, encontrará una solución más rápida como abrir y cerrar la puerta.

Más info bajo

Más detalles

12,00 € IVA inc.

Añadir a mi lista de deseos

 Envío gratuito

Gastos de envío a 4,90 €. GRATIS a partir de 80€  en península. Otros destinos consultar condiciones.

 Formas de pago

Aceptamos pago por transferencia, reembolso, PayPal y tarjetas de crédito.

 Pago seguro

Total garantía y confianza en tus compras.

 Reserva tu material

Con tiempo podemos organizar tu pedido. ¡No lo dejes para última hora!

 Más por catálogo

Si no encuentras algún producto, ponte en contacto.

 Crea y consulta aquí tu listas de deseos

Más información

Dimensiones:  Medidas de la caja: 12 x 12 x 9 cm 

Permanencia del objeto

El concepto de permanencia de objetos juega un papel importante en la teoría del desarrollo cognitivo creada por el psicólogo Jean Piaget.

En la etapa de desarrollo sensoriomotor, un período que dura desde el nacimiento hasta aproximadamente los dos años, Piaget sugirió que los niños deben entender el mundo a través de sus habilidades motoras, como el tacto, la visión, el gusto y el movimiento.

La permanencia de los objetos es la comprensión de que los objetos continúan existiendo incluso cuando no se pueden percibir (ver, escuchar, tocar, oler o sentir de ninguna manera).

El concepto de permanencia se puede trabajar con las cajas de permanencia Montessori para niños de 8 meses a un año y medio aproximadamente.

Este material montessori es perfecto para adultos con diversidad funcional.

¿Qué son las cajas de permanencia Montessori?

Montessori desarrolló distintos modelos de caja para trabajar este concepto además de crear una progrsión y aumento de la memoria de trabajo en cad una de ellas.

En las primeras cajas (caja de permanencia abierta - cajón largo), el niño deja caer la pelota dentro del agujero, experimentando la permanencia del objeto al ver que la pelota desapareció y volvió a aparecer unos segundos después.

Las cajas de permanencia abierta requieren además de la coordinación mano-ojo para introducir la pieza, una secuencia de trabajo más compleja

  • Introducir la pieza
  • abrir la puerta
  • sacar la pieza (sin introducir la mano por la abertura)
  • cerrar y volver a empezar.

El niño puede sacar la pieza por el agujero de la puerta, pero si le dejamos experimentar y probar, encontrarña una solución más rápida como abrir y cerrar la puerta.

Con el uso repetido de estos materiales, se practica también el movimiento de las manos, refinando el control de las manos, muñecas, dedos!  así como la confianza y seguridad.

Opiniones

S
Samuel
2020-05-06 13:45:15
Robusta y de buena calidad

Otros productos en la misma categoría